viernes, 29 de diciembre de 2017

LO ARRIESGADO ES DE LO DIVINO

LO ARRIESGADO ES DE LO DIVINO

04/01/2018
 

CATEGORIA N° 29 ESPIRITUALIDAD y DIVINO

El miedo te persigue, pero ese fantasma quieras o no reconocerlo es creado por tu mente. Si quieres vivir feliz debes aprender a desprogramarte. Tus temores, no son otra cosa que herencias de nuestros antepasados enquistadas en nuestra mente. Vive plenamente el aquí y el ahora para encontrar la paz, nunca vivas el allá y el pasado porque te encontraras deprimido, menos el allá y el futuro porque estarás ansioso. Para vivir en plenitud, debes despertar, así, todos tus temores desaparecerán.

La masa pensante programa nuestra mente. Repetimos lo que repiten todos una y otra vez hasta que la idea se integra en nuestra mente de tal manera, que, cuando una situación similar se presenta, actuamos como perfectos reproductores diciendo lo que repiten todos una y otra vez. La programación “NO” te permite ver el ahora, menos amar y mucho menos ser libre.

Aprendes a temer porque los demás te enseñaron a temer. Si temes, que sea por tus propias razones, tus propias observaciones. La existencia del miedo en estos mundos relativos es necesaria, hacen que el ser sobreviva. Pero el temor programático, el colectivo, hace que nos estanquemos. La mente, tiene la posibilidad de ser programada, pero puede desprogramarse a sí misma tomando consciencia del ahora y cuando la distancia entre ahora y el pasado se hace distante, ahí es en donde empiezan a desaparecer los temores.

El ser por programación huye, es lo que sabe hacer, para eso lo programaron. Los atajos dan seguridad, para que arriesgar, el dormido prefieren quedarse con lo convencional, lo nuevo no es una alternativa para el que vive con temores. El dormido se ajusta al viejo programa, se limita a vivir como lo has estado haciendo hasta ahora; mantiene la misma rutina. Así, habrá menos posibilidades de errar. Despierten. La espiritualidad es para los que arriesgan.

Puedes volar para liberarte, lo arriesgado es de lo divino. La seguridad es para el mundo de los dormidos. Libérate de la religión, esta te programa, te hacen vivir en el temor. La religión es tramposa, si no funciona la fórmula del Cielo, la del Infierno está lista para actuar. Mientras no despierten irónicamente muchos estarán sometidos a estos métodos. Por eso, siempre pregonare: Quien siente a Dios Todo y Eterno en el aquí y en él ahora, está libre de temores.

HÉROES Y ANTIHÉROES

HÉROES Y ANTIHÉROES

03/01/2018
 

CATEGORIA N° 19 CONOCIMIENTOS y RIQUEZAS

Los héroes

Si héroe es aquella persona que con pocos recursos es capaz de superar situaciones extremas, nuestra época está plagada de héroes. Digamos: héroes a la fuerza. Son los trabajadores y trabajadoras pobres, que con sueldos neo esclavistas tienen que comer, y dar de comer a sus posibles hijos-as, atender a sus gastos en educación, dedicarles tiempo para convivir y educarles, pagar vivienda, energía e impuestos, partidas todas ellas en creciente, excepto sus miserables salarios. Como es imposible que les cuadren las cuentas, se ven obligados a acudir a servicios sociales y bancos de alimentos. Y aunque esta situación nos parece insalvable, incluso para un héroe o heroína, no creamos que sea de las peores. Pensemos en desempleados sin derecho a ayudas sociales, en familias con ingresos cero, en ancianos cuya pensión- congelada - apenas si les llega para comer y aún se ven obligados a ayudar a sus hijos sin trabajo. Y si no nos parece bastante su heroicidad, añadamos la de los habitantes pobres africanos en desbandada hacia la “cristiana y democrática” Europa, donde son rechazados como si de animales se tratase.

Ocho son los millones de personas en riesgo de exclusión social, por ejemplo en España, en esta rica Europa; ocho millones de héroes en riesgo de sobrevivir. Y ahí entran toda clase de gentes: jóvenes que no encuentran trabajo, o que lo encuentran por semanas, por días y hasta por horas a cambio de vergonzosos sueldos; personas discapacitadas sin ayudas o con ayudas irrisorias que les condenan a vivir en condiciones inhumanas; inmigrantes “sin -papeles” encarcelados en espera de ser deportados o camuflados en las ciudades y malviviendo; niños y niñas cuya única comida diaria se las proporciona el comedor escolar, pero se les exige en los colegios lo mismo que a los afortunados.

Hasta dos mil millones en todo el extenso mundo podrían ser enaltecidos por su capacidad de afrontar situaciones insostenibles sin acudir a suicidarse, o al psiquiatra, o al terrorismo, pero entre sus semejantes acomodados son pocos los capaces de ponerse en su lugar y admirarlos por su valor de sobrevivir. Muy al contrario: se les rehúye, se les excluye de sus vidas, o se les dedica un ¡“qué pena”!...Estos son héroes que podríamos llamar “en negativo”; supervivientes en la tremenda desigualdad del mundo mientras no mueran de hambre o de una enfermedad fácilmente curable. Héroes muertos siempre en estricto anonimato, silenciosamente, como si no quisieran molestar, son esos dos mil quinientos o tres mil ahogados en el Mediterráneo intentando llegar a Europa en el 2017. ¿Quién lleva la cuenta real sino Dios, su Padre y el nuestro?

Existe otro tipo de héroes. Podríamos llamarles “héroes correctores” Unos rescatan migrantes en el mar; otros defienden el medio ambiente, los derechos humanos, las libertades, la salud, la infancia los animales. Otros, como en la alemana Vida Universal, defienden proyectos de transformación espiritual desde la libertad de conciencia y el espíritu crítico cristiano, que los gobiernos presuntamente democráticos y las Iglesias presuntamente cristianas miran como se mira a un enemigo. Pertenecen al mundo de los antihéroes.

Los antihéroes

Viven de rentas, de explotar el trabajo ajeno, del engaño, del expolio, y diversas malas artes de villano. Se encaraman sobre altos sillones de poder colocados sobre la ruina de quienes han convertido en sus víctimas mientras hacen alabanzas a la honradez, al espíritu de sacrificio, a la honestidad, a las leyes, a los derechos y al orden. Y por supuesto, a los valores cristianos made in Vaticano. Pese a tan alto nivel de cinismo, son admirados por casi todos, héroes incluidos, imitados en la medida de lo posible y hasta elegidos en urnas como responsables de una comunidad o de un país. Si fuese una película de ficción, asombraría tal distribución de papeles. Aquí, simplemente nos avergüenza.

¿Qué revela este estado de cosas?

Conformismo, miedo, sumisión y hasta connivencia con el bando de los antihéroes es algo cotidiano en todo el Planeta. Esto es debido a diversos factores: incultura, pobreza, autoritarismo de gobiernos, la prepotencia de los ricos y poderosos antihéroes y la eficacia de sus tretas para conseguir ser admirados en lugar de cuestionados. Sin embargo, este sencillo análisis quedaría limitado de no considerar un factor poco mencionado hasta ahora: Se trata de la consciencia.

Un nivel determinado de consciencia -que es ética y espiritual- determina que cada persona perciba la realidad de una u otra manera, valore unos u otros aspectos de la misma, jerarquice sus contenidos y actúe en consecuencia. El nivel de consciencia es el resultado de la relación de cada uno con las leyes espirituales, en especial con la ley del amor desinteresado a Dios y al prójimo.

Un alto nivel de consciencia es el resultado de un correspondiente cumplimiento de esas leyes. Es sumamente raro hallar entre los ricos y poderosos un alto nivel de consciencia, lo que les lleva a actuar fácilmente contra las leyes espirituales sin miramiento alguno. Por ello, sus almas – que es lo que viene a contar al fin y al cabo- se cargan de injusticias y desmanes de todo tipo. Antes o después encarnarán en alguno de esos países empobrecidos por ellos, y se verán obligados a vivir – por la ley de causa y efecto o ley del karma- como una de sus víctimas de esta existencia. Serán entonces pobres y héroes tan forzados a serlo como los que hemos descrito, muchos de los cuales fueron ya ricos y poderosos antihéroes en esta saga de la existencia humana en la Tierra.

SER VEGETARIANO

SER VEGETARIANO

02/01/2018
 

CATEGORIA N° 15 VEGANOS y ALIMENTACION

Ser vegetariano

El hombre, por naturaleza, debería ser vegetariano, porque todo el cuerpo está hecho para la comida vegetariana. Incluso los científicos reconocen que toda la estructura del cuerpo humano muestra que el hombre no debería ser no-vegetariano. El hombre viene de los monos. Los monos son vegetarianos, absolutamente vegetarianos. Si Darwin está en lo correcto, entonces el hombre debería ser vegetariano.
 
Existen ahora maneras de juzgar si cierta especie de animal es vegetariana o no-vegetariana: depende del intestino, del largo del intestino. Los animales no-vegetarianos tienen un intestino muy pequeño. Los tigres, los leones, tienen un intestino muy pequeño, porque la carne es un alimento ya digerido. No necesita un intestino largo para digerirlo. El trabajo de digestión ha sido hecho por el animal. Ahora estás comiendo la carne del animal. Ya está digerida; no se necesita de un intestino largo. El hombre tiene uno de los intestinos más largos: eso significa que el hombre es vegetariano. Se necesita una larga digestión, y habrá ahí mucho excremento que debe ser desalojado.

Meditación profunda

Si el hombre no es vegetariano y continúa comiendo carne, el cuerpo se carga. En Oriente, todos los grandes meditadores Buda, Mahavira han hecho énfasis en este hecho. No por algún concepto de no-violencia eso es algo secundario sino porque si realmente quieres entrar en meditación profunda tu cuerpo necesita estar más ligero, natural, fluyendo. Tu cuerpo necesita estar descargado; y un cuerpo no-vegetariano está muy cargado.
 
Sólo observa lo que sucede cuando comes carne: cuando matas un animal, ¿qué le pasa al animal cuando lo matan? Por supuesto, nadie quiere que lo maten. La vida quiere prolongarse a sí misma; el animal no está muriendo voluntariamente. Si alguien te mata, no morirás voluntariamente. Si un león salta sobre ti y te mata, ¿qué le pasará a tu mente? Lo mismo sucede cuando matas a un león. Agonía, miedo, muerte, angustia, ansiedad, enojo, violencia, tristeza; todas estas cosas le suceden al animal. Por todo su cuerpo se extiende la violencia, la angustia, la agonía. Todo el cuerpo se llena de toxinas, venenos. Todas las glándulas del cuerpo liberan venenos porque el animal está muriendo de manera completamente involuntaria. Y luego tú te comes la carne; esa carne lleva todos los venenos que el animal ha liberado. Toda la energía es venenosa. Luego esos venenos son transportados en tu cuerpo.
 
Esa carne que estás comiendo perteneció al cuerpo de un animal. Tenía un propósito específico ahí. Un tipo de consciencia específico existía en el cuerpo del animal. Tú estás en un plano más elevado que la consciencia del animal, y cuando comes la carne del animal tu cuerpo va al plano más bajo, al plano más bajo del animal. Entonces existe una distancia entre tu conciencia y tu cuerpo, y surge una tensión, y surge la ansiedad.

El controlador

Uno debería comer cosas que son naturales, naturales para ti. Frutas, nueces, verduras; come tantas como puedas. La belleza está en que de estas cosas no puedes comer más de lo necesario. Cualquier cosa que sea natural siempre te deja una satisfacción, porque sacia tu cuerpo, te satura. Te sientes satisfecho. Si algo no es natural nunca te deja un sentimiento de satisfacción. Sigue comiendo helado: nunca sientes que estás saciado. De hecho, cuanto más comes, más sientes ganas de comer. No es un alimento. Tu mente está siendo engañada. Ahora no estás comiendo de acuerdo a la necesidad del cuerpo; estás comiendo sólo para saborearlo. La lengua se ha convertido en el controlador.
 
La lengua no debería ser el controlador. No sabe nada sobre el estómago. No sabe nada sobre el cuerpo. La lengua tiene un propósito específico que cumplir: probar la comida. Naturalmente, la lengua tiene que juzgar, eso es lo único, qué alimento es para el cuerpo, para mi cuerpo, y qué alimento no es para mi cuerpo. Es sólo un vigilante en la puerta, no es el amo; y si el vigilante en la puerta se convierte en el amo, entonces todo se confundirá.
 
Los publicistas saben bien en la actualidad que la lengua puede ser engañada, la nariz puede ser engañada. Y ellos no son los amos. Puede que no te des cuenta: se está haciendo mucha investigación sobre la comida en el mundo, y ellos dicen que si tu nariz se cierra completamente, y tus ojos se cierran, y luego te dan a comer una cebolla, no puedes distinguir qué es lo que estás comiendo. No puedes distinguir una cebolla de una manzana si la nariz está completamente cerrada, porque la mitad del gusto viene del olfato, se determina por la nariz, y la mitad se determina por la lengua. Estos dos se han convertido en los controladores. Ahora ellos saben: que el helado sea nutritivo o no, no es la cuestión. Puede contener un sabor, puede contener algunos químicos que satisfagan a la lengua, pero que no se necesitan para el cuerpo.
 
El hombre está confundido, más confundido que los búfalos.
Tú no puedes convencer a los búfalos de que coman helado.
¡Inténtalo!

Alimento natural

Cuando digo natural quiero decir ése que tu cuerpo necesita. La necesidad de un tigre es diferente, él tiene que ser muy violento. Si tú comes la carne de un tigre serás violento, pero ¿en dónde se expresará tu violencia? Tú tienes que vivir en una sociedad humana, no en la selva. Así que tendrás que reprimir la violencia. Entonces comienza un círculo vicioso.
 
Cuando reprimes la violencia, ¿Qué sucede? Cuando te sientes enojado, violento, se libera una cierta energía venenosa, porque ese veneno crea una situación en la que puedes ser realmente violento y matar a alguien. La energía se mueve hacia tus manos; la energía se mueve hacia tus dientes. Estos son los dos sitios desde los cuales los animales se vuelven violentos. El hombre forma parte del reino animal.
 
Cuando estás enojado, se libera energía: llega a las manos y a los dientes, a la mandíbula; pero vives en una sociedad humana y no siempre es provechoso estar enojado. Vives en un mundo civilizado y no puedes comportarte como un animal. Si te comportas como un animal, tendrás que pagar demasiado por ello; y no estás listo para pagar tanto. Entonces ¿Qué es lo que haces? Reprimes la rabia en la mano, reprimes la rabia en los dientes; continúas emitiendo una falsa sonrisa, y tus dientes siguen acumulando rabia.
 
Rara vez llego a ver gente con una mandíbula natural. No es natural; está bloqueada, rígida porque hay demasiada rabia. Si presionas la mandíbula de una persona, se puede liberar la rabia. Las manos se ponen feas. Pierden gracia, pierden flexibilidad, porque demasiada rabia se reprime en ellas. Las personas que han estado trabajando con masaje profundo han llegado a saber que cuando tocas profundamente las manos, masajeas las manos, la persona se empieza a enojar. No hay motivo. Tú le estás dando masaje a un hombre y de repente él empieza a enojarse. Si presionas la mandíbula, la persona se enoja otra vez. Ellos llevan rabua acumulada. Estas son las impurezas en el cuerpo: tienen que ser liberadas. Si no las liberas el cuerpo permanecerá pesado.
 

EN HONOR A LA VERDAD

EN HONOR A LA VERDAD

01/01/2018
 

CATEGORIA N° 20 CRECIMIENTO y VERDAD

La verdad jamás daña una causa justa.
-Mahatma Gandhi-
 
En un extenso artículo del doctor Cichowicz Emmanuelli titulado "Lo siento por mis amigos vegetarianos, pero…". En dicho artículo él habla sobre "mitos y falsedades" respecto al vegetarianismo y lo cataloga como "un invento moderno que no representa el estado nutricional natural y saludable del ser humano". Como vegetariana comprometida con la educación respecto a este tipo de alimentación y la importancia de vivir en armonía con la naturaleza, y ante las múltiples llamadas que recibí de personas indignadas y sorprendidas por el artículo del doctor Cichowicz, decidí responder.

Considero que el doctor trabajó su artículo sobre el vegetarianismo de manera irrespetuosa y ofensiva. Presentar a los vegetarianos como personas ignorantes, brutas, fanáticas y embusteras no era necesario para hacer valer su punto de vista. Expresiones como "..eso es un paquete", "eso es una falacia", "De la manga productions", "su creencia es de naturaleza cuasi-religiosa", le restan seriedad a un asunto de tanta importancia para la calidad de vida de los seres humanos.

Deseo aclararle al doctor que el vegetarianismo no es un invento moderno. El origen del vegetarianismo (para aquellos que seguimos la teoría evolutiva) se remonta a épocas tan remotas como el año 582 a.c., cuando Pitágoras decía:

No sigáis envenenando vuestro cuerpo con un alimento tan repulsivo como la carne. ¿Puede darse mayor delito que introducir entrañas en las propias entrañas, alimentar con avidez el cuerpo con otros cuerpos y conservar la vida dando muerte a un ser que, como nosotros, vive? ¿Por qué ha de ser la matanza el único medio de satisfacer nuestra insaciable gula?

El doctor Cichowicz alega que su punto de vista es puramente biológico, pero este asunto no puede analizarse solamente desde la perspectiva biológica pues tiene unas ramificaciones e implicaciones que no se pueden obviar. Y la gente tiene derecho a conocer todos los aspectos de este delicado tema, además del puramente biológico, al momento de decidir si consume carne o adopta la alimentación vegetariana.

No voy a entrar en detalle a refutar los planteamientos biológicos del doctor Cichowicz pues me interesa aprovechar esta oportunidad para presentar la otra perspectiva. Además, me parece innecesario. Me amparo en mis dieciséis años como vegetariana, durante los cuales he leído innumerables libros y estudios que documentan la importancia de adoptar una dieta vegetariana para una mejor salud y contradicen su planteamiento de que el ser humano necesita comer carne para sobrevivir.

Soy vegetariana por razones éticas. Me niego participar de la matanza de millones de animales en el mundo diariamente para que la mitad de la población se siente a comer carne, mientras la otra mitad se muere de hambre cuando podría alimentarse con una fracción de los granos que se destinan a engordar los animales de granja. Para producir una libra de carne se necesitan dieciséis libras de granos, y más del 70% de los granos y cereales que se cosechan en el mundo son utilizados para alimentar animales.

El doctor Cichowicz dedica solamente un corto párrafo para mencionar los aspectos negativos del consumo de carne y señala que aunque no se comería nunca un cordero ni un pedazo de pollo de KFC, no tendría reparo en comerse un pedazo de carne de un animal criado de manera orgánica y humanitaria. Sobre la crianza orgánica, la activista Collen Patrick-Goudreau dijo: "El concepto de la "crianza humanitaria de animales", es simplemente una manera de aliviar nuestro sentido de culpabilidad, pues en realidad no reduce el dolor por el que pasan los animales. No hay nada humanitario en la crianza de animales sólo para matarlos, y no hay nada humanitario en terminar la vida de un animal saludable en su plena juventud. Conclusión: no hay nada humanitario en comer carne."

Además, le recuerdo al doctor que si la gente decide seguir comiendo carne gracias a su artículo, la carne a la que van a tener acceso no es carne orgánica. Es una carne cargada de hormonas y antibióticos que estudios científicos han demostrado que afectan al ser humano alterando sus ciclos hormonales y haciéndoles desarrollar tolerancia a los antibióticos, entre otros terribles efectos negativos a su salud.

El doctor Cichowicz no menciona que los pollos criados para consumo viven sus cortas vidas en jaulas del tamaño de un papel de maquinilla junto a cuatro o cinco pollos más y que tal encierro crea en ellos una histeria que con frecuencia los lleva a matarse unos a otros a picotazos; que la carne de ternera es bien tierna porque durante sus breves vidas estos animales son forzados a vivir en unas pequeñas jaulas que no les permite moverse mucho pues eso endurecería la carne; y que muchos de los pavos regordetes que se consumen en el banquete de Acción de Gracias son alimentados de manera intravenosa hasta que están lo suficientemente gordos como para matarlos y venderlos por libra al mejor postor.

Otro asunto que no menciona el doctor es el impacto del consumo de carne en la contaminación ambiental y el calentamiento global. Según la Organización de Alimento y Agricultura de las Naciones Unidas una quinta parte de las emisiones de carbono y gas metano en el planeta es producida por la industria de la carne. En el caso de las aves y los cerdos, el desecho de excremento de éstos en las granjas industriales es una de las principales causas de la contaminación de los cuerpos de agua ya que existen pocos sistemas de manejo de esos desperdicios. Tampoco menciona el artículo que la mitad del agua potable del mundo es utilizada para la industria de la carne y que se requieren 5,214 galones de agua para producir una libra de carne y solo 24 galones para producir una libra de papas.

Diariamente se destruyen miles de cuerdas de bosques para crear áreas donde pastar el ganado y para cultivar en éste la soya para alimentarlo. Esto tiene impacto en el calentamiento, ya que los árboles absorben y almacenan los principales gases que emiten los autos y las fuentes de combustibles fósiles que utilizamos. A menos árboles, menos procesamiento de estos gases.

Ante todos estos hechos, es imposible negar que cada vez que nos sentamos a la mesa, nuestra decisión sobre qué comemos tiene un profundo impacto en el planeta y en millones de personas. Presentar el asunto de comer o no comer carne desde una perspectiva puramente biológica, y obviar toda esta realidad, me parece un error de juicio de parte del doctor Cichowicz, especialmente cuando me consta que él conoce toda esta información.

Las personas vegetarianas nos enfrentamos todos los días a un poderoso andamiaje publicitario de las grandes corporaciones que tienen convencida a casi toda la población de que es buena idea, y necesario, comer carne. No necesitamos que personas como el doctor Cichowicz, que aparentan tener un poco más de sensatez y cordura en medio de este escenario de locura, utilicen un foro tan importante en este país para echar por el suelo el esfuerzo de miles de personas a quienes nos mueve un profundo sentido de compasión y un compromiso de dejarles a las generaciones futuras un planeta mejor del que nos han dejado a nosotros.

El asunto de comer o no comer carne, ha alcanzado hoy día unas dimensiones que trascienden lo individual y llegan al corazón de la sobrevivencia colectiva. Afortunadamente, hoy día se conoce mucho más sobre la alimentación vegetariana y todos sabemos de casos de personas que han caído víctimas de una cruel enfermedad y sólo logran salir adelante cuando adoptan una dieta vegetariana y naturista.

Y termino con una cita de alguien que me atrevo a asegurar tenía un poquito más de entendimiento y sabiduría que el doctor Cichowicz y que todos nosotros juntos, Albert Einstein. Éste dijo: "Yo soy, por principio, un ferviente seguidor del vegetarianismo. Sobre todo por razones morales y éticas. Creo firmemente que un orden de vida vegetariano, aunque sólo sea a nivel de efectos físicos, influirá sobre el temperamento del hombre. Nada beneficiará la salud humana ni incrementará más las posibilidades de supervivencia de la vida en la tierra como la evolución hacia una dieta vegetariana."

EL MILAGRO DE LA ATENCIÓN

EL MILAGRO DE LA ATENCIÓN

31/12/2017
 

CATEGORIA N° 25 CRECIMIENTO y MILAGRO

Atención total

¿Le ha puesto alguna vez atención a algo de manera total? ¿Le está usted prestando atención a lo que dice el que habla? ¿O escucha con una mente comparativa que adquirido cierto conocimiento y está cotejando lo que se dice con lo que ya sabe? ¿Está interpretando lo que se dice según su propio conocimiento, tendencia o prejuicio? Eso no es atención, ¿verdad? Si presta completa atención con su cuerpo, sus nervios, sus ojos, sus oídos, su mente, con todo su ser, no hay centro desde el que esté atendiendo, solo hay atención. Esa atención es silencio completo.

Por favor, escuche esto. Desgraciadamente, nadie le va a decir todas estas cosas, así que, por favor, póngale atención a lo que se dice, de manera que el acto mismo de escuchar sea un milagro de atención. En esa atención no hay límites, no hay fronteras y, por consiguiente, no hay dirección. Solo hay atención, y, cuando la hay, no existe ni el "usted" ni el "yo", no hay dualidad, no hay observador y observado. Y esto no es posible cuando la mente se mueve en una dirección determinada.

Esa atención se vuelve más eficiente

Sólo observe lo que es. Eso que es usted es el hecho: el hecho de que es celoso, ansioso, envidioso, cruel, exigente, violento. Eso es lo que es. Mírelo, dese cuenta de ello; no lo moldee, no lo catalogue, no lo niegue, no forme opiniones de ello. Mírelo sin condenar, sin juzgar, sin comparar, simplemente observe. De esa observación, de ese darse cuenta surge la estima.

Ahora bien, sigamos adelante. Puede hacer eso en un instante. Eso sólo puede hacerse en un instante, no se trata de hacerlo primero desde lo externo y luego profundizar más y más, eso no conduce a ninguna parte, debe hacerse de un solo golpe que va de lo más lejos en lo externo a lo más interno, lo más profundo. A partir de ahí, en eso hay atención, eso es atención, atención al silbato del tren, al ruido, al habla, a la forma en que mueve sus piernas, atención a cualquier cosa que escuche o se diga, descubrirá qué es verdad y qué es falso en lo que se dice, y no hará de quien les habla una autoridad. De modo que esa atención surge de esa extraordinaria y compleja existencia de la contradicción, de la desdicha y posterior desesperación.

Cuando la mente está atenta, entonces puede focalizar, lo cual es algo muy distinto, puede concentrarse, pero esa concentración no es una concentración excluyente. Entonces, la mente puede estar atenta a lo que se está haciendo y esa atención se vuelve mucho más eficiente, mucho más vital, porque lo abarca todo.

El estado de atención

La mayoría de nosotros renunciamos a estar libres de conflicto y permitimos esa deriva con lo que implica, o sea, el embotamiento de la mente. Y si el dolor del conflicto es acuciante, entonces recurrimos a la creencia en Dios, esperando así encontrar la paz, pero tarde o temprano, esto también se convierte en una fuente de conflicto.

O sino, tememos que a falta de conflicto, entremos en un estado vegetativo, de satisfacción, y nos volvamos torpes, por lo que mantenemos el conflicto vivo mediante discusiones intelectuales o leyendo y estando al corriente de todos los sucesos del mundo. Hay una manera de abordar este problema, esta requiere suma inteligencia y sensibilidad, y consiste en observar y darse cuenta sin elección de todo este proceso del conflicto. Si lo investigan, verán que en ese estado de atención, su mente comprende en el instante cada problema a medida que surge, de modo que el conflicto no tiene un terreno donde echar raíces.

EXISTENCIA Y SENSIBILIDAD

EXISTENCIA Y SENSIBILIDAD

30/12/2017
 

CATEGORIA N° 25 ESPIRITUALIDAD y SENSIBILIDAD

La existencia

Toda la existencia está llena de sensibilidad –y el hombre es el producto más elevado de esta existencia. Naturalmente, tu corazón, tu ser, está listo para desbordarse. Has estado escondiéndolo, reprimiéndolo; tus padres y tus profesores te han dicho que seas duro, que seas fuerte, porque es un mundo lleno de retos. Si no puedes luchar y competir, no serás nadie. De esta manera, sólo unas cuantas personas, como poetas, pintores, músicos, escultores, que han dejado de pertenecer al mundo competitivo, que no esperan acumular billones de dólares, son las únicas a las que les queda algún vestigio de sensibilidad.

El meditador está en el camino de la mística; cada vez se volverá más sensible. Y cuanto más compartas tu sensibilidad, tu amor, tu amistad, tu compasión, más cerca estarás del objetivo de ser un místico.

Incluso a los niños pequeños, particularmente a los varones, desde sus comienzos se les frustra diciéndoles “no debes llorar”. Esto es condenatorio. Las mujeres pueden gemir y llorar porque hasta ahora no han sido aceptadas como seres humanos en igualdad. De alguna manera son infrahumanas, y por eso se las acepta –las mujeres son débiles. La sensibilidad ha sido concebida para ser débil.

Puede haber dos tipos de contacto: cuando realmente tocas y cuando simplemente evitas tocar. Puedo tocar tu mano y evitar el contacto. Puedo no estar presente en mi mano, puedo haberme abstraído. Inténtalo, y tendrás un sentimiento diferente, distante. Coloca tu mano sobre alguien y abstráete. Lo que allí hay es una mano muerta, tú no estás. Y si el otro es sensible, sentirá una mano muerta. Se sentirá insultado. Estás engañando; estás haciendo ver que tocas, pero no estás tocando.

Las mujeres tienen mucha más sensibilidad para esto, no puedes engañarlas. Ellas tienen una mayor sensibilidad para el contacto, el contacto corporal; así pues, ellas saben. El marido puede estar diciendo cosas muy bonitas. Puede que haya traído flores y le diga: “Te amo”, pero su contacto demostrará que no está presente. Las mujeres poseen un instinto para sentir cuándo estás con ellas y cuándo no. Es difícil engañarlas.

El niño es sensible

Cuando el niño nace está indefenso. El bebé humano, particularmente, está completamente desamparado. Tiene que aprender de los demás para vivir, para mantenerse vivo. Esta dependencia es un pacto. El niño tiene que dar muchas cosas en ese intercambio, y la sensibilidad es una de ellas. El niño es sensible; todo su cuerpo lo es. Pero está desvalido, no puede ser independiente; tiene que depender de sus padres, de su familia, de la sociedad; tendrá que ser dependiente. Debido a esta dependencia e impotencia, los padres, la sociedad, siguen forzándolo a hacer cosas y tiene que ceder. De otra forma no puede mantenerse vivo, morirá. Así pues, tiene que ofrecer muchas cosas en esta negociación.

Lo primero realmente profundo y significativo a lo que todo niño tiene que renunciar es la sensibilidad, tiene que abandonarla. ¿Por qué? Porque cuanto más sensible es, con más problemas se encuentra, es más vulnerable. Con la mínima sensación empieza a llorar. Los padres tienen que detener su llanto, pero no pueden hacer nada. Pero si el niño continúa sintiendo cada sensación al detalle, acabará siendo un fastidio. Y los niños se hacen pesados, por eso los padres tienen que reducir su sensibilidad. El niño tiene que aprender a resistirse, a controlarse. Y poco a poco tiene que dividir su mente en dos. Por esta razón, hay muchas sensaciones que deja de sentir porque no son “buenas” –se le castiga por ellas.

Todo el cuerpo del niño es erótico. Puede disfrutar de sus dedos, de su cuerpo; todo su cuerpo es erótico. Va explorando su propio cuerpo; es un gran fenómeno para él. Pero llega un momento en su exploración en el que descubre los genitales. Esto se convierte en un problema, porque tanto el padre como la madre están reprimidos. En el momento en que el niño, varón o hembra, toca sus genitales, los padres se sienten incómodo. Esto tiene que ser observado con detenimiento. Su comportamiento cambia de repente, el niño lo nota. Ha ocurrido algo malo. Empiezan a gritarle: “¡No te toques!”. El niño comienza a sentir entonces que pasa algo malo con los genitales, tiene que contenerse. Pero los genitales son la parte más sensible del cuerpo –la más sensible, la parte más viva del cuerpo, la más delicada. Una vez que no permites tocar y disfrutar de los genitales, has matado el propio origen de la sensibilidad. Ahora el niño se volverá insensible y, según vaya creciendo, mayor será su insensibilidad.

La sensibilidad es el sendero; la insensibilidad es el obstáculo. Si somos insensibles, no existe entonces ningún camino; estamos bloqueados. No existe un pasadizo desde nuestro más íntimo centro hacia la existencia; no tenemos ventanas. Estamos encapsulados…, cada ser humano vive en una cápsula.

La cápsula es muy sutil y transparente, por eso no la sientes, no la ves, pero con un poquito de consciencia se hace evidente que te rodea por todas partes. Es exactamente igual que si das la mano llevando unos guantes puestos, algo está ocultando tu sensibilidad. Te cubres completamente de ropa y sales al sol; los rayos no pueden penetrar tu piel.

Tienes un paraguas que te protege de la lluvia,
pero también impide que la lluvia pueda alcanzarte.

Existencia de Dios

A veces está bien desprenderse del paraguas y ponerse simplemente bajo la lluvia y sentirla. Desnudo en la playa, desnudo en el bosque, ¡deja sencillamente que el aire, el sol y la lluvia te toquen! Cuanto más sensible te hagas a las cosas, más cuenta te darás de que Dios está presente en todas partes. En igual proporción de sensibilidad que poseas, sentirás la presencia de Dios. Cuanta menos sensibilidad tengas, menos sentirás a Dios; si no tienes sensibilidad, no sentirás a Dios en absoluto.

Según vayas haciéndote más sensible, tu comprensión hacia las personas será como nunca antes lo fue. Solo viendo la cara de un hombre sabrás de él mucho más que él mismo. Simplemente tomando la mano de un hombre sabrás de su energía mucho más de lo que él jamás supo. En ocasiones, al estar con alguien descubrirás que absorbe tu energía y te sientes cansado –solo por estar con esa persona. Y, sin embargo, con otra persona te sientes satisfecho, te sientes más saludable, te sientes mejor.

Nuestra sensibilidad ha sido apagada. Nuestros padres y nuestros abuelos han tenido miedo, porque ser sensible es caminar por el filo de la navaja. Si eres sensible a la belleza, no puedes confinarla solo para tu esposa o para tu marido –la belleza está por todas partes. Y tus padres, los padres de todo el mundo, han tenido miedo.

Tu sensibilidad tuvo que ser apagada, destruida, para que estuvieras recluido en una pequeña prisión; de otro modo hubiera sido imposible imponer la monogamia a la humanidad. Un día te encuentras con una mujer que de pronto te posee; o te encuentras con un hombre, y súbitamente te sientes rebosante: te olvidas por completo de que tienes un esposo que está esperándote. La belleza no sabe de matrimonios, de maridos, de esposas; no conoce limitaciones.

Sin embargo, la sociedad no puede vivir así, porque aún no ha madurado lo suficiente para consentir la libertad absoluta. Únicamente en libertad absoluta puede tu sensibilidad permitirse tener un crecimiento completo.

La sensibilidad

Todo el mundo nace con sensibilidad, pero todo el mundo muere aletargado. De hecho, mucho antes de que un hombre muera, ya ha muerto. Las religiones han enseñado a la gente a no ser sensibles, porque no se puede confiar en la sensibilidad. Es una brisa –llega y se va por sí sola. No puedes envasarla, no puedes aprisionarla. Este es el motivo por el que la gente tiene miedo de caminar por el sendero de la belleza, temen ser guiados por la belleza en sí misma.

La sensibilidad requiere una gran inteligencia. Cuanto mayor sea tu inteligencia, más sensible serás. Los búfalos no son sensibles, tampoco lo son los asnos, para ello necesitan inteligencia. Pero ninguna religión quiere que seas sensible, todas ellas temen que te conviertas en un poder por ti mismo. Una persona sensible se transforma en un poder, en una tremenda central energética, su propia visión interna de las cosas. Tiene claridad de visión, un sentido estético de la belleza –todas las cosas son peligrosas.

La esposa no quiere que su marido sea sensible a la belleza porque eso es un peligro. Hay santísimas mujeres bellas…, es mejor que toda sensibilidad hacia la belleza esté completamente aplastada. Así el marido sigue estando siempre dominado. De la misma manera, ningún marido quiere que su mujer tenga sensibilidad hacia la belleza; porque hay tantos hombre…, y la mujer, si su corazón aún está vivo latiendo, todavía puede sentir la primavera… El peligro existe. Puede enamorarse de cualquiera, y eso está más allá de tu poder.

La sensibilidad puede compartirse de mil y una maneras. La más fundamental es el afecto; no una relación de amor, sino únicamente de afecto puro, sin ninguna condición, sin pedir nada a cambio; simplemente volcando tu corazón en la gente, incluso en los extraños, porque está rebosante de sensibilidad. Actualmente los científicos dicen que puedes estrechar la mano de un árbol, y si eres amable sentirás una enorme sensibilidad en él.

ATEO O INCRÉDULO

ATEO O INCRÉDULO

29/12/2017
 

CATEGORIA N° 16 ATEISMO y ATEOS

¿Existe Dios?

Contéstame una cosa, dijo el ateo: ¿Existe realmente un Dios?

Y le respondió el Maestro: Si quieres que te sea sincero, no tengo respuesta.

Más tarde los discípulos quisieron saber porqué no había respondido.

Porque la pregunta no tiene respuesta, dijo el Maestro.

¿De modo que eres ateo...?

Por supuesto que no. El ateo comete el error de negar algo de lo que no puede decirse nada.

Y, después de una pausa, añadió: Y el teísta comete el error de afirmarlo.

Pues yo no lo afirmo ni lo niego, sino todo lo contrario.

Jesús va al Fútbol

Jesucristo nos dijo que nunca había visto un partido de fútbol. De manera que mis amigos y yo le llevamos a que viera uno. Fue una feroz batalla entre los Musulmanes y los Católicos.

Marcaron primero los Musulmanes. Jesús aplaudió alborozadamente y lanzó al aire su sombrero. después marcaron los Católicos. Y Jesús volvió a aplaudir entusiasmado y nuevamente voló su sombrero por los aires.

Esto pareció desconcertar a un hombre que se encontraba detrás de nosotros. Dio una palmada a Jesús en el hombro y le preguntó: ¿A qué equipo apoya usted, buen hombre? ¿Yo?, respondió Jesús visiblemente excitado por el juego. ¡Ah!, pues yo no animo a ningún equipo. Sencillamente disfruto del juego.

El hombre se volvió a su vecino de asiento y, haciendo un gesto de desprecio le susurró: Humm... ¡es un ateo!

Cuando regresábamos, le informaron en pocas palabras a Jesús acerca de la situación religiosa del mundo actual. Es curioso lo que ocurre con las personas religiosas, señor, le decíamos: Siempre parecen pensar que Dios está de su parte y en contra de los del otro bando.

Jesús asintió: por eso es por lo que Yo no apoyo a las religiones, sino a las personas, nos dijo. Las personas son más importantes que las religiones. El hombre es más importante que el sábado. Deberías tener cuidado con lo que dices, le advirtió muy preocupado uno de nosotros. Ya fuiste crucificado una vez por decir cosas parecidas, ¿te acuerdas Si... y por personas religiosas precisamente, respondió Jesús con una irónica sonrisa.
 

viernes, 22 de diciembre de 2017

ESPECIAL FIN DE AÑO 2017


ESPECIAL FIN DE AÑO 2017
Selección de los mejores versus (VS) de nuestra web que motivaran tu espíritu y mente.
Advierto que pueden revolcar tus creencias.
Son 22, disfrútenlas. Felices fiestas en Paz y Amor.
 
 
 

viernes, 15 de diciembre de 2017

NAVIDAD DERROCHE ENERGÉTICO

NAVIDAD DERROCHE ENERGÉTICO

15/12/2017
 

CATEGORIA N° 27 RELIGIONES y NAVIDAD

El mes de la Navidad es una puñalada para nuestro planeta. El derroche energético y el impacto ambiental es alarmante que mata lentamente a Pachamama. Las calles de nuestras ciudades se decoran con el tradicional alumbrado navideño. Más allá de lo que puedan gustar estos adornos, nuestra web quiere llamar la atención sobre el derroche energético y el impacto ambiental que supone este tipo de ornamentación.

Para los que amamos el planeta nos abruma pensar la cantidad de energía que puede llegar a consumirse de un modo tan superfluo en todo el mundo desarrollado durante estas fechas. Y es que aunque los recibos de la luz los paga cada administración (al final cada ciudadano), la factura medioambiental en forma de cambio climático, lluvia ácida, residuos nucleares o contaminación la paga todo el planeta.

El consumo eléctrico de las luces navideñas estará cubierto en aproximadamente un 50% por centrales térmicas que generan y emiten toneladas de CO2 a la atmósfera. Un regalo de navidad para el efecto invernadero que causa el cambio climático. Asimismo, un 20% aproximadamente estará generada por centrales nucleares, con el consiguiente riesgo de accidente y la generación de residuos radiactivos que permanecen peligrosos durante cientos de miles de años.

Opinamos que el mejor regalo que las administraciones pueden hacer a sus ciudadanos y a la ciudadanía global es reducir este absurdo despilfarro energético y no contribuir con él al cambio climático. Es un derroche de luz, un lujo que sólo podremos permitirnos en los países enriquecidos mientras la mayoría de la humanidad siga viviendo completamente a oscuras.

Por otra parte, no se debe olvidar que una de las razones principales por las que se realiza este encendido de luces es para fomentar el consumo en las fechas navideñas. Este consumo está enmarcado en un modelo en el que se produce una sobreexplotación de los recursos y una generación insostenible de residuos.

Si continuamente se pide que en nuestras casas sólo utilicemos la luz que necesitamos, por qué no vamos a hacer lo mismo en nuestras ciudades. Señores, un poco de sentido común. Pequeñas medidas como ésta suponen un importante beneficio para el medio ambiente, sin suponer ninguna pérdida de calidad de vida para nadie.

NI REYES NI MAGOS

NI REYES NI MAGOS

14/12/2017
 

CATEGORIA N° 17 CONOCIMIENTOS y VATICANO

Una de las primeras desilusiones que auguran el fin de la edad de oro de la infancia es el descubrimiento de que los reyes magos son los mayores de la casa. Cruel descubrimiento, sin duda, porque se da uno de bruces con la verdad desnuda sin haber sido preparado y coincide generalmente con el principio de la edad de la razón, que bien empleada será algo positivo, pero eso para mayor desgracia va a ser cosa de minorías adultas. No hay más que ver cómo se resiste la Iglesia y el mundo del comercio y los negocios festivos llevados por su infantilismo y su amor a las cajas de caudales a dejar de empujar a los forofos de las tradiciones que ellos mismos pusieron en marcha seguramente para consuelo de sus propias infancias malogradas.

Desfiles de carrozas con los famosos tres reyes que sonríen y saludan a los pequeños desde sus tribunas móviles rodeados de paquetes de regalos traídos del lejano país de la fantasía oriental, procesiones sinnúmero en todo el mundo llamado cristiano, caritas embobadas de inocentes pequeños, son el resultado de ese complot contra la verdad orquestado por quienes manejan las mentes colectivas.

¿Y cual era la verdad? Ay, otro palo para la infancia: que los Reyes Magos ni eran reyes ni magos; que eran personas espiritualmente avanzadas, sabios, astrólogos que fueron a ver a un recién nacido en un establo para rendirle tributo en la conciencia de hallarse ante el mayor acontecimiento cósmico y espiritual en este mundo: el nacimiento del Hijo del Rey del Universo.

Pero ¿quién es espiritual, cree en la astrología o es amante de la sabiduría? ¿La Iglesia? ¿Los fabricantes de juguetes? ¿Los comerciantes?... Ay, el mito de los reyes magos tiene cuerda para rato. Al menos que el adulto crítico, que no ha sido abducido por los vendedores de escapularios, de biblias y de tecnología descubra de golpe, como lo hizo en su infancia eso de que ser rey y ser mago es al fin y al cabo algo tan incompatible como ser rey y morirse de hambre en una de esas fronteras donde los niños que huyen de la guerra y de la miseria, acompañados o solos, cuyo sueño dorado es tener un hogar con amor, paz y pan, también dejaron de creer en los reyes magos y eso está bien, lo peor es que están en serio peligro de dejar de creer en la humanidad. Y eso sí que es grave. Entre tanto siguen desfilando las carrozas de esos reyes disfrazados, tan disfrazados como quienes les dirigen, que vienen a ser, en el fondo, los responsables de la infelicidad de esos cientos de miles de niños que miran desde el otro lado de las alambradas esperando su propio milagro.

LA ESENCIA DE LA VERDADERA PAZ

LA ESENCIA DE LA VERDADERA PAZ

13/12/2017
 

CATEGORIA N° 30 CONOCIMIENTOS y PAZ

El culto se convierte en hipocresía cuando estáis cultivando las causas de la guerra; vuestras oraciones os conducen a la ilusión si os entregáis en brazos del odio y la mundanalidad.

Si no borráis en vos mismo las causas de enemistad, de ambición, de codicia, entonces vuestros dioses son dioses falsos que os llevarán a la miseria. Sólo la buena voluntad y la compasión pueden traer orden y paz al mundo y no los pactos políticos y las conferencias.

Debéis pagar el precio de la paz. Debéis pagarlo voluntaria y dichosamente y ese precio es estar libre de concupiscencia y mala voluntad, mundanalidad e ignorancia, prejuicio y odio.

Si hubiese tal cambio fundamental en vos, podríais contribuir a la existencia de un mundo pacífico y sano. Para tener paz debéis ser compasivo y reflexivo.

Podréis no ser capaces de evitar la Tercera Guerra Mundial, pero podéis libertar vuestro corazón y mente de la violencia y de las causas que producen la enemistad e impiden el amor.

Entonces en este mundo de obscuridad habrá algunos que sean puros de corazón y mente y de ellos tal vez venga a nacer la semilla de una cultura verdadera. Purificad vuestro corazón y mente, porque sólo por vuestra vida y acción puede haber paz y orden.

No os perdáis y quedéis confusos dentro de las organizaciones, sino manteneos por completo sólo y sencillo. No busquéis meramente evitar la catástrofe, sino más bien que cada uno desarraigue profundamente las causas que alimentan el antagonismo y la contienda.

NI TU NI YO SOMOS LOS MISMOS

NI TU NI YO SOMOS LOS MISMOS

12/12/2017
 

CATEGORIA N° 28 MORALEJAS y CRECIMIENTO

Buda fue un hombre iluminado y permanecía inmutable. Entendía perfectamente que tú no eres ahora el que eras ayer, ni él es ahora el que era ayer.

Buda fue un hombre iluminado. Como ser despierto entendió la angustia humana desplegando compasión y bondad. Su primo Devadatta estaba siempre celoso de su maestría y buscaba por todos los medios sacarlo de sus casillas, dejarlo mal parado ante toda situación e incluso estuvo dispuesto a quitarle la vida.

El Buda permanecía inmutable. Cierta mañana mientras Buda paseaba plácidamente, su primo le lanzó una pesada piedra desde lo alto de una montaña, con la intención clara de acabar con su existencia. No era su día, Buda esquivó la piedra y su primo no alcanzó su objetivo. Buda continúo su paseo matutino inalterable con una dulce sonrisa en los labios.

Pocos días después, Buda se encontró con su primo y lo saludó con afecto sincero. Devadatta con sorpresa le interrogó:
  • ¿No estás molesto, señor?
  • No, por supuesto que no. ¿Por qué habría de estarlo?
Devadatta no podía salir del asombro, y se atrevió a preguntar:
  • ¿Por qué?
A lo que Buda respondió:
  • Porque ni tú eres ahora el que arrojó la piedra, ni yo soy ahora el que caminaba allí cuando me fue lanzada.

MANTENERSE JOVEN

MANTENERSE JOVEN

11/12/2017
 

CATEGORIA N° 16 MORALEJAS y CRECIMIENTO

«Mantenerse joven», se ha convertido en un ideal en la actualidad, y sin embargo, toda la cultura contemporánea enseña a los humanos a envejecer lo más rápidamente posible. Bien, no físicamente claro está: cada día se inventan cantidades de productos y de métodos para mantener la forma física, para guardar la línea, para eliminar las arrugas, etc.

Pero interiormente, psíquicamente, los hombres y las mujeres envejecen cada vez más pronto, porque es cada vez más pronto que abandonan la sencillez, la espontaneidad, y la confianza mostrándose desconfiados, calculadores, hastiados y apagados.

¿Queréis permanecer jóvenes? Sólo existe un método: guardad vuestro corazón de niños siempre vivo, amoroso, interesándoos por todo, perdonando enseguida, alegrándoos por las cosas más pequeñas, olvidando rápidamente las vejaciones, las tristezas y las caídas, manteniendo un corazón siempre dispuesto a amar, a abrazar el mundo entero, un corazón que no se estrecha, que no se enfría. Mientras conservéis el calor de vuestro corazón, no podréis envejecer.

MILAGRO DE PANES Y PECES

MILAGRO DE PANES Y PECES

10/12/2017

CATEGORIA N° 24 CRECIMIENTO y MILAGRO

Jesús protege los animales. Él y Juan el Bautista se unen a muchos otros judíos que reprobaban el sacrificio de animales y apoyaban el vegetarianismo.
 
Aunque la definición técnica de un vegetariano no sería contradicha por el hecho de multiplicar peces que ya están muertos para alimentar personas cuyo gusto no está opuesto a comer pescado, hay algunos puntos interesantes que deben observarse en esta historia.

Los discípulos preguntan a Jesús dónde conseguirán suficiente pan para alimentar a las multitudes, sin pensar nunca en comprar pescado u otros productos animales y sin sugerir jamás una expedición para pescar, a pesar de estar al lado de un mar. Además, la evidencia indica que la historia de los panes y los peces no incluyó originalmente el pescado. Por ejemplo, los primeros relatos (pre-evangelios) de este milagro no incluyen el pescado, y Jesús, cuando se refiere al milagro, habla únicamente del pan (por ejemplo, Mateo 16,9–10; Marcos 8,19–20; Juan 6,26).

Los peces fueron agregados a las historias por escribas griegos porque la palabra griega para pez, ‘ictus’, es una abreviatura de la frase «Jesucristo, Hijo de Dios y Salvador» (Iesous Christos Theou Uious Soter). De hecho, el pez es todavía el símbolo de la cristiandad. En ésta interpretación la multiplicación representa una profecía sobre la naciente iglesia y no tiene nada que ver con comer animales.

Algunos expertos afirman además que la palabra griega para ‘alga-pescado’ (una alga seca) ha sido traducida erróneamente en esta historia como "pescado". Sin lugar a dudas es más probable que la alga-pescado se encontrara con el pan en una canasta, y además ésta es todavía un alimento popular entre los campesinos judíos y árabes similares a la gente con quien Jesús hablaba.

Jesús el Misericordioso

Jesucristo nació en un pesebre, entre los animales. Él y Juan el Bautista se unieron a muchos otros judíos que reprobaban el sacrificio de animales y apoyaban el vegetarianismo. Una práctica a la que Jesús se unió para respaldar a estos judíos vegetarianos es el bautismo para el perdón de los pecados del hombre, reemplazando así la matanza de animales en el templo. Finalmente, fue crucificado por condenar la cultura del templo: la cultura de vender animales para el sacrificio. Después de la matanza los animales serían comidos. El singular acto que Jesús realizó al enfrentarse directamente con las autoridades se lleva a cabo aquí, en el matadero de la Palestina del siglo primero. Inmediatamente los escribas y sacerdotes principales “se reunieron para ver la manera de acabar con él”.

La evidencia de que Jesús y sus primeros seguidores eran vegetarianos es fuerte. Las elocuentes escrituras de muchos de los primeros líderes de la Iglesia dicen que, citando a San Jerónimo: “Jesucristo, quien apareció cuando el tiempo se había cumplido, ha unido nuevamente el fin con el principio, así que ya no está permitido que sigamos comiendo carne animal”. Considerando el predominio de santos vegetarianos sería peculiar que Jesús no fuera vegetariano.

De hecho, no existen escrituras en las cuales se diga que Jesús comió cordero, lo que él seguramente habría comido en la Pascua si no hubiese sido vegetariano. En los días de Jesús había muchos judíos que eran vegetarianos por su fe, como los hay en la actualidad. Los no vegetarianos comieron cordero en la pascua, pero los vegetarianos comieron únicamente pan ácimo (pan sin levadura), como se puede ver que hizo Jesús.

La evidencia indica que los primeros relatos acerca del milagro de la multiplicación (la historia de los panes y los peces) no incluyeron el pescado originalmente. Jesús, cuando se refiere al milagro, habla únicamente del pan (Mateo 16,9-10; Marcos 8,19-20; Juan 6,26). Los peces fueron agregados a las historias por una variedad de razones, una de las cuales es que la iglesia cristiana fue y es identificada con el pez. La palabra griega para pez, ‘ictus’, contiene las palabras que forman la frase “Jesucristo, Hijo de Dios y Salvador” (Iesous Christos Theou Uious Soter). Los peces son un símbolo de los cristianos y la multiplicación es una profecía sobre la naciente iglesia de Cristo.

ALBERT EINSTEIN LECCIÓN N° 05

ALBERT EINSTEIN LECCIÓN N° 05

09/12/2017

CATEGORIA N° 29 CONOCIMIENTOS y GENIOS

Este gran sabio no sólo dejó un legado científico sino también enseñanzas para la juventud que pasado el tiempo siguen vigentes; compartamos sus ideas sobre la escala de valores que es necesario mantener para una vida plena de satisfacciones para sí mismo y para la sociedad.

El valor de una auténtica conducta personal

Albert Einstein solía exhortar a que los jóvenes no confundieran la importancia de los valores éticos, que permanecen inmutables, con las novedades e impactos perecederos de cada época, a menudo impactados por la moda y lo superficial.

Este concepto, entre otros, fue resultado de sus propias reflexiones sobre la vida cotidiana y la condición humana, ya que era un hombre muy observador y tomaba buena nota de lo que veía y entendía.

Nadie, entre quieres lo admiraban y aun entre quienes lo denostaban, pudo jamás negarle a Einstein una humildad ejemplar para con su propia vida.

Algunas ideas

Este gran sabio y ser humano sabía distinguir entre la conducta de una persona y el conocimiento que ésta pudiera tener.

Sabía que hay quienes tienen conocimiento y son excelentes personas, pero también en algunos casos el saber da una sensación de superioridad que se expresa a través del intento de ver el mundo desde un pedestal imaginario.

Conceptos de un sabio sobre el saber y la ética

El creador de la Teoría de la Relatividad, dada a conocer en 1915/16, en medio de la Primera Guerra Mundial, expresó una vez que la desaparición de algunos obstáculos relacionados con los prejuicios a través de la ciencia no implicaba que se haya ennoblecido la existencia social e individual, advirtiendo que junto a esta acción negativa la búsqueda de una estructuración ético-moral de la vida en común es de importancia vital.

Esto ocurre pues la ciencia va ampliando nuestro horizonte y lo que creíamos son impedimentos en nuestro camino a una vida mejor van siendo superados.

De esta forma, el gran sabio se dirigía a la juventud, hablando sobre la necesidad de una cultura ética, explicando que en este aspecto no hay ciencia que salve al ser humano.

Además, explicó, con la sobrevaloración de lo intelectual en nuestra educación, que destaca lo positivo de la eficacia y la practicidad, ha perjudicado los valores éticos, desarrollando un tipo de mutua falta de consideración.

La escuela, legado intergeneracional

Las opiniones de Einstein sobre el perfeccionamiento ético y moral se relacionan con su opinión sobre la escuela; tienen una coherencia que es el resultado de una mente que ha trabajado en forma ordenada durante toda su vida, sin barreras ni perjuicios.

En los años de su adultez mayor, el sabio visitó Japón. Al hablar allí en una escuela a los estudiantes les pidió, entre otras cosas, que comprendieran que el aprendizaje en un establecimiento educativo “es el trabajo de muchas generaciones que, en todos los países de la Tierra, se logró con mucho esfuerzo y mucha fatiga”.

Por eso, sostuvo dirigiéndose a los alumnos respecto a las escuelas, “las ponemos en vuestras manos como herencia, para que las respetéis, desarrolléis fielmente la entreguéis a vuestros hijos”, ya que “si pensáis en esto, encontraréis sentido a la vida ya a vuestros esfuerzos y podréis transmitir vuestras certeras convicciones a otros pueblos a otras épocas”.

Estas expresiones muestran que la visión que Einstein tenía del mundo comenzaba en el mundo interior, el cual, desconocido para la mirada física, se fundamenta en la formación integral.

Sentir para educar y aprender

Estos pensamientos llevan a pensar, en una reflexión que se origina en la emotividad. A partir del sentimiento y de expresar lo que tenemos en el corazón, comprendemos a la educación como el camino de la realización en la vida y a la escuela como la institución que ofrece las mejores fórmulas para comprender la vida individual y la vida en común.

Así, el ser humano que se detiene en exceso en lo práctico deja de vivir el otro lado de la existencia, que se alimenta con pensamientos verdaderos, sentimientos nobles y metas que impulsan a los seres humanos: el lado real.

Transmitir valores: una misión irrenunciable

Nos preguntamos cómo hacer real lo que escapa al mundo concreto para una juventud inserta en las complejidades de una sociedad que tiene como uno de sus principales objetivos el consumismo y el placer hedonista.

El desafío se plantea para los padres, los educadores, los comunicadores sociales, los dirigentes sociales y políticos y todos quienes pueden expresar su pensamiento, haciendo oír su voz en las instituciones y ante la opinión pública.

Educar para el futuro: el ejemplo de Einstein

La juventud está ante una gran oportunidad, con gran parte de la vida por delante; muchas veces los caminos se bifurcan y es necesario elegir el correcto.

Esta elección puede ser la indicada si durante el proceso educativo se establece una escala de valores que pueda permanecer a través de las distintas etapas de la vida. Uno muy importante, que abre el camino a otros, es la solidaridad, que cierra el camino al individualismo que en los momentos difíciles muestra su inutilidad.

El análisis y discusión de cada situación cotidiana lleva a establecer pautas positivas; es necesario para ello no exponer ideas o tesis de manera autosuficiente o doctoral sino con un lenguaje asequible a partir de valores perecederos.

La moda pasa; los sentimientos, las creencias y los principios no lo hacen y son una adecuada plataforma de lanzamiento en la etapa educativa para llegar a una vida plena.

Albert Einstein lo sabía: pudo unir un amplio conocimiento de la ciencia con una existencia en la que era uno más entre sus pares los hombres. La sencillez de trato y costumbres lo elevó a la categoría de grande: un ejemplo a seguir si queremos que nuestra vida tenga un sentido trascendente.

Saber para vivir mejor

Este gran intelectual fue un hombre consecuente consigo mismo, con una línea de pensamiento y actitud hacia su trabajo investigativo que no de dejó seducir por cantos de sirena, sino que siempre eligió el camino más difícil pero a la vez el que lo llevó a obtener los mejores resultados.

Su legado a la humanidad comprende este ejemplo a seguir. El saber por el saber mismo está vacío de elaboración, reflexión y valores. La vida de este sabio mezcló fórmulas matemáticas y científicas difíciles de comprender para el hombre común con buen humor, solidaridad y una profunda paz interior, entre otras actitudes a veces escasas entre quienes toman el conocimiento como un instrumento de poder.

En estas actitudes, presentes en cada uno que quiera asumirlas como propias, están los instrumentos para ser un poco mejores cada día y lograr que quienes nos sucedan en el camino de la vida las asuman como propias buscando transformar la sociedad para obtener un futuro que honre al ser humano. Alberto Auné

viernes, 8 de diciembre de 2017

FE RELIGIOSA

FE RELIGIOSA

 
 

CATEGORIA N° 12 RELIGIONES y FE

La fe religiosa es toda una distorsión de la realidad basada en fundamentos paganos que muy poco que ver con la verdad pregonada por el Nazareno. El convencimiento del crédulo es el producto de enseñanzas malsanas de sacerdotes y curas. Una persona con verdadera FE no va a templos, menos adorar a santos de piedra y mucho menos arriesga su espiritualidad con rezos y ceremonias idolatras.

La verdadera FE te impulsa a confiar en todo lo que tiene asiento real. El saber y sentir que el amor es la fuerza más poderosa te validad como un ser con verdadera FE, ídem para el perdón y la compasión. Además, tu FE fue dañada porque en los que confiabas te enseñaron a creen en esto o en aquello cuando apenas eras solo un niño, te ultrajaron ingenuamente. Si no te liberas seguirás con la cadena anómala que contagiara a tus descendientes.

Todo lo que tengan tus Padres bueno, malo, ignorancia, sabiduría y tantas otras pasaran a tu mente y tu mente lo recibirá ávida porque en ellos depositas toda tu confianza. Hoy día los Padres no te enseñan a buscar la verdad, solo te enseñan la verdad que ellos creen tener y creces con toda esa basura pasándote el resto de tu vida dormido e inconsciente.

Toda la FE iban perfectamente bien, de alguna manera, porque nadie hacia preguntas. Pero de repente, todas las fronteras se han roto. El mundo se ha convertido en uno. Cualquiera que tenga un poco de inteligencia sabe que todas las programaciones religiosas son ficticias. Ahora se necesita un enfoque totalmente diferente. Los enfoques anteriores se han revelado quedado al descubierto la falsedad, manipulación y la tergiversación.

El fanático no acepta la lumbre de la verdad. Al que ilumina lo puede tomar como su enemigo; porque la verdad indigesta a todo el que no es suficientemente sabio para recibirla. Una cosa es la misericordia al querer que todos participen y otra es la imposibilidad que existe en lo que no se puede enseñar, ni dar, ni escribir.

Esta sabiduría no se obtiene por la gracia divina, ni por revelación de un dios, ni por la fe ciega. Cada uno, por su propio esfuerzo, tendrá que ser el salvador de sí mismo; cada cual recoge lo que sembró, y yo no puedo hacer nada al respecto. Los hombres solamente están contentos con las cosas que hacen míseras sus almas y sólo cosecharán su espiritualidad cuando hayan sufrido dolorosas separaciones y tremendos martirios que les abren los ojos al cambio eterno.
 

¿UN CRISTIANISMO REVOLUCIONARIO?

¿UN CRISTIANISMO REVOLUCIONARIO?

 
 

CATEGORIA N° 32 RELIGIONES y CRISTIANOS

Feliz Navidad cristiana sin portal de Belén, sin misa del gallo, sin villancicos y sin banquetes con animales muertos en su plato. Ya se dijo que el cristianismo era revolucionario y no era cómodo, así que las Iglesias lo han traicionado. Lo revolucionario es el amor, la paz y la armonía y Cristo es un ejemplo perfecto, por eso celebramos su nacimiento donde nacen el amor la paz y la armonía: en el corazón. Esta es la Navidad Cristiana.

¿UN VISIONARIO LLAMADO JESÚS, O EL CRISTIANISMO REAL?
 
Junto a los Diez Mandamientos, El Sermón de la Montaña es la pieza clave del cristianismo, pero la Iglesia lo considera un texto impracticable, como si fuese el sueño de un “visionario llamado Jesús de Nazaret”, del que cínicamente esta religión externalizada y pagana toma el nombre de “cristiana” como “marca eclesiástica” para vivir del cuento y sin trabajar. Y es que las Iglesias que se llaman cristianas son desde hace siglos las principales impulsoras indirectas del ateísmo y las peores enemigas de Cristo, que- al contrario que hace el clero- siempre estuvo del lado del pueblo y de los pobres. Pero afortunadamente para la humanidad, sigue existiendo el cristianismo originario. Viene explicándose en Alemania desde hace más de treinta años, recuperado al fin a través de las enseñanzas directas recibidas por Gabriele Wittek expuestas en más de un centenar de libros y transmitidas a diario por radio y TV.

El cristianismo es espiritualmente revolucionario, pero observando cómo piensan viven y actúan desde hace casi dos mil años los llamados “cristianos de iglesia” es imposible hallar rastro alguno de revolución espiritual, sino de todo lo contrario: de involución doctrinal, pues ¿en qué Iglesia de las tantas que proliferan con el nombre de “cristianas” podemos hallar al Cristo revolucionario de los orígenes, que predicó el amor a los animales y el respeto a sus vidas? ¿En cuál de esas Iglesias farisaicas se habla de la igualdad de todos como hermanos sin superiores ni inferiores, sin pobres para que existan ricos y sin intermediarios sacerdotes para relacionarse con Dios? Todas las jerarquías religiosas viven como príncipes y de espaldas al pueblo, pero se arrogan el derecho a hablarle de moral y de buenas costumbres y con eso pretenden tapar sus posturas anticristianas.

UN CRISTIANISMO LIBRE
 
A diferencia de estos fariseos y de la espiritualidad orientalista (Vedas, Budismo, taoísmo, Zen, etc.) el cristianismo de los orígenes es una enseñanza espiritual acorde al modo de pensar de Occidente, donde no por casualidad hemos encarnado los de aquí. A través de innumerables enseñanzas se ha dado a conocer el verdadero alcance de los Diez Mandamientos y del Sermón de la Montaña, señalados como base de la evolución de la conciencia, y que trata de unir cabeza con corazón y conocimientos con acciones, sin necesidad de intermediarios curas, ni de jerarquías, iglesias de piedra, ritos, dogmas o tradiciones. Es, pues, un cristianismo libre y sin templos, donde cada uno puede relacionarse con Dios como Padre común según su conciencia.

Esta renovada espiritualidad está creciendo en todo el mundo superando prejuicios culturales heredados del pasado, y el acoso de los políticos conservadores alemanes azuzados por el clero católico y protestante que temen verse desenmascarados como usurpadores del cristianismo y perder su clientela (y de paso las cuantiosas sumas que ambas Iglesias del Sistema reciben del Gobierno alemán).

Así es como las Iglesias se han erigido como obstáculos para impedir la existencia de una Sociedad de la Paz, la justicia, la hermandad, la igualdad y la Unidad, que es la Sociedad del Porvenir. En ella no tienen cabida las Iglesias.

Hasta ahora, el falso cristianismo ha tenido éxito y por ello una gran parte de responsabilidad en este deterioro mundial que se viene anunciando desde siempre con el nombre de Apocalipsis. Por no haber sabido reconocer la verdad y dar la vuelta a tiempo, ahora estamos inmersos en un proceso de regeneración del Planeta cuyas consecuencias estamos comenzando a sufrir a causa de nuestras acciones como especie agresiva contra todas las formas de vida, incluida la nuestra. Y, como enseña el cristianismo originario, por la ley de Causa y efecto cada uno tendrá que recoger la cosecha de su propia siembra, ya sea en esta existencia o en otra posterior, pues como energías que somos, no conocemos la muerte, sino el abandono de nuestros cuerpos materiales corruptibles como toda materia antes de empezar otro ciclo vital, otra nueva oportunidad para continuar nuestra evolución. Esta es la enseñanza cristiana de la reencarnación que las Iglesias se niegan a incluir en sus enseñanzas.

El mundo espiritual no se acaba, pero espero que el capitalismo y sus Iglesias sí, y cuanto antes.
Es mi deseo al felicitaros estas fiestas.
 

EL AMOR Y EL TIEMPO

EL AMOR Y EL TIEMPO

CATEGORIA N° 34 PERSONAJES y TIEMPO
 
Un desconocido me escribió hace años: «Cuando no encuentro salida, también hago algo». Este es un buen consejo para quien esté paralizado por la desesperación. Tenga fe en la esperanza. No se convenza de que los pesimistas tienen el monopolio de la verdad. Ellos prefieren vivir en la neblina del escepticismo antes que correr el riesgo de llevarse una desilusión. Es el adulto que llevamos dentro, no el niño, el que cuando cae en tierra se vuelve a levantar una vez tras otra y dice contra todo pronóstico: «Mañana me irá mejor». La esperanza no es falsa; es la verdad misma. En conclusión, invoque la esperanza. Es tan necesaria como el sol en primavera. Es una meta en sí, un ejercicio de valor, un estado de ánimo, una opción de vida, una disposición del corazón.

Mi verdadero tiempo

Curé mis enfermedades con sólo vivir mi verdadero tiempo, estoy sano desde que me dedico a lo que me interesa, haciendo lo que amo, que es lo que soy. Me salvo de la rígida sucesión del pasado, presente y futuro viviendo intensamente el presente sin la melancolía del pasado ni la locura del futuro que nos inhabilitan para la vida que es ahora mismo, como esta manzana y esa flor.
 
La propia naturaleza de la que soy parte propone los cambios en mi tiempo, por eso no me distraigo de ella con el reloj que solo marca generalidades, el tiempo social, no el esencial. Por esta dependencia el hombre perdió la percepción de los ciclos que suceden en su interior, por eso no come cuando tiene hambre, dice que sí cuando quiere decir no, no se acuesta cuando esta cansado, hasta hace el amor por compromiso (el hombre primitivo se salvaba de esa carga suicida).
 
Se puede recuperar ese tiempo carente de duración estando en lo que realmente queremos estar (si hacemos esto no necesitamos la agenda donde anotamos lo que no nos interesa porque de lo contrario no lo olvidaríamos). Esto lo consigue el místico, el hombre religioso, es decir universal. No el dogmático.
 
Es un maravilloso estado de conciencia a cargo de la época mental histórica, prisión donde se ahogan tantos ciudadanos (el ciudadano depende del Estado, pero el hombre de Dios, es decir del Amor, que es decir la Vida). Si no le presto atención el tiempo no existe, sólo aparece por la cultura de la obligación. Si me dejo transcurrir en el fluir del tiempo presente, siento la quietud activa, creadora, de la que hablan los místicos, ese éxtasis de la paz que es la poesía, el mejor espejo de la realidad que la mayoría desconoce.
 



MEDITAR CON LOS OJOS ABIERTOS

MEDITAR CON LOS OJOS ABIERTOS JBN-LIE MEDITACION  »  MEDITAR  »  FRASES El cuerpo puede lograr meditar con los ojos abiertos e ir...